Una fracción de los hechos se pierde entre parpadeo y parpadeo





martes, 30 de marzo de 2010

Pensar por impericia?

Si no fuera porque he dejado de hacer muchas de las cosas que pienso, la vida no tendría más gracia que un mamarracho contrahecho. Casi todo lo que pienso está cancelado con tachones, suspendido con 3 puntos o sometido a eterno debate con ¿?, y sin embargo prefiero ese azaroso remolino de posibilidades que van y vienen sin dirección como esperando un instante que me encuentre resuelto, dispuesto a ejecutarlo todo, a una vida repleta de hazañas sin lugar para las proezas de la imaginación. Un dechado de logros expuesto al riesgo del fracaso. El orden perfecto, expuesto al desorden: ¡mejor el desorden! .... Y la fe en el orden.

Relato muchas de las cosas que no he hecho (pero que he querido hacer), como si en efecto me hubieran tenido por protagonista. ¿Alardeo?...es posible. Es posible también que la sola ocurrencia de aquellas ideas me conceda un cierto título. Una cierta autoría. ¿o es que acaso el que se inventó el bombillo fabricó después todos los bombillos? ¿o el que calculó la circunferencia terrestre se puso la sudadera y salió corriendo con un metro alrededor del planeta?

No. La simple idea concede la partenidad del acto, el estatus, la maravilla.

Es por eso que no es necesario asesinar a todo el edificio. La idea sola basta.

6 comentarios:

JuanDavidVelez dijo...

Esta muy bacano de verdad.

Pillá, un poquito relacionado. De Victor Gaviria.

"El desorden y su beneficio mayor:
que lo que desapareció aparezca,
que lo que murió reviva,
que el tiempo de empezar siga al de sucumbir,
que al tiempo suspendido de los que no tienen impulso
siga la expectativa maravillosa de lo que nunca ocurrirá".
(eso esta en el libro los días del olvidadizo en la pagina 55).

Victor Gaviria merece el premio nobel, voy a organizar una marcha.

Juanito Efectivo dijo...

Está muy bacano eso de Víctor Gaviria. Yo sinceramente, y perdón por la ignorancia, pensaba que él sólo era director de cine. ¿Vale la pena el libro completo?

JuanDavidVelez dijo...

En mi opinión si vale la pena todo el libro. Como yo soy casi que del club de fans todos los libros de el me gustan muchísimo.

Estos son los que he leido completos de el.

El pulso del cartografo: una antología de varios libros que el publico en su juventud. Es muy teso, creo que este libro no lo volvieron a fabricar. En Medellín se consigue muy fácil en las librerias de segunda, o eso creo yo. Una vez lo preste, a los quince día fui a buscarlo a una librería de segunda para volverlo a comprar porque sospeche (con razón) que no me lo iban a devolver. Lo encontré de una.

El tio miguel: es un libro pequeñito de la editorial norma, es una antología que incluye unos cuantos textos que también estan en el pulso del cartografo.

Los días del olvidadizo: Es muy teso y estoy seguro que se consigue nuevo.

La mañana del tiempo (creo que se llama así, no estoy seguro): también es muy teso, es posterior a los días del olvidadizo. Si me pusieran a escoger cual comprar entre los dos últimos, escogería los días del olvidadizo. Y si me pusieran a escoger entre todos, entonces escojo el pulso del cartógrafo.

JuanDavidVelez dijo...

Como soy un fanatico hasta el ridículo de Victor Gaviria, entonces puedo apreciar claramente la ignorancia de la cantaleta pro-imagen de Medellín de los que critican sus obras con ese argumento.

Después de conocer la obra de ese man ese argumento a uno le parece muy absurdo, parece casi un mal chiste los que dicen ante sus peliculas "¿pero porque muestra lo malo?", tendrían que saber que ese man es un artista más serio que un hijueputa.

Juanito Efectivo dijo...

Estoy de acuerdo en que esa voz que clama que no se muestre lo "malo", se sustenta en un argumento muy pendejo. Es como pedirle al canal del Agro que corte las escenas en las que las vacas están cagando.

Juanito Efectivo dijo...

Gracias por las sugerencias