Una fracción de los hechos se pierde entre parpadeo y parpadeo





jueves, 19 de agosto de 2010

Si yo fuera rico estaría muy cansado

Es difícil saber si llevo dentro algo grande, un genio o un criminal a gran escala, porque carezco de carácter impositivo y cuando este aflora su fuerza vinculante es tan débil que da risa. No tengo voz de mando, ni disciplina, condiciones que me satisfacen más que turbarme porque pretendo poco, y lo poco que consigo, consecuencia de una mínima exigencia, compensa el pequeño esfuerzo que empleo en lograrlo.

Me gusta la negligencia porque uno puede esperar lo imposible. A la gente que hace las cosas bien, a los que emplean la mayor diligencia en sus deberes, solo les quedan las malas sorpresas.

Seguramente el resultado de un esfuerzo prolongado proporciona una gran satisfacción, pero nada comparado con el resultado inesperado de acciones sin dirección.

5 comentarios:

JuanDavidVelez dijo...

Siempre me he preguntado que vida es más "sufrida", la de los buenos estudiantes o la de los malos estudiantes. En el colegio yo era mal estudiante y se sufre mucho, se pasa muy maluco. En la universidad en cambio hice todo mi esfuerzo (no era un buen estudiante a nivel comparativo pero si hice mi mejor esfuerzo). No sé si se puedan comparar los dos datos, pero el resultado de ese experimento, tal vez imperfecto, es que es "mas facil" ser buen estudiante. Pero acá estoy pensando en algunos compañeros que no hicieron un culo en la universidad parecían vivir más bueno que yo, yo creo honestamente que vivían más bueno que yo y ademas "más fácil", pero me niego a aceptar esa evidencia y cambiar la conclusión, soy un científico con problemas para aceptar la verdad de los experimentos.

Juanito Efectivo dijo...

Bueno, yo creo que aquí podemos sacar una conclusión científica incluso basada en el método porque mi evolución fue inversa a la suya: en el colegio era muy buen estudiante y en la universidad más bien malo. Yo creo que muy malo. Eso me ha parecido muy raro, es más entendible que uno se vuelva buen estudiante, hasta creo que requiere menos esfuerzo, así como creo que requiere menos esfuerzo volverse rico que volverse pobre, pero ese es un asunto de simple apreciación.

Mi vida como buen estudiante no fue sufrida pero tampoco era muy divertida porque el buen estudiante de colegio no es admirado como el buen estudiante de universidad. Yo creo que escogí al revés. Debí haber sido malo en el colegio y bueno en la universidad.

De igual forma yo creo que uno solo sufre siendo vago en el colegio, en la universidad no.

Ya ahora en la vida laboral uno sí sufre siendo vago. Yo he visto abogados de esos viejos y malos a los que regañan mucho en los juzgados manes 20 años menores que ellos por hacer las cosas mal.

Yo trato de hacerme muy amigo de esa gente para que no me vayan a regañar en público.

taranto dijo...

Llave:

Estamos en la misma tonada.

Y agrego:

- No hemos entrado en uso de razón.
- Ya nos fuimos así.
- Somos imperfectos de fábrica, como todo ser humano, pero a nosotros nos pelean en los saldos de promoción.
- Mantenemos ocupados en quijotescas aventuras y causas perdidas, sin aterrizar un momento en otras realidades, pues seríamos severos ajusticiadores.
- Mientras tanto... desbaratar balines.

(JUANITO... ¡¡¡Buen texto!!!)
Abrazos.

Juanito Efectivo dijo...

Pero Taranto, yo sí conservo la esperanza de cambiar, de que cambien las cosas por lo menos, y que todo conspire para que yo me haga rico sin sufrir por mis acciones en la bolsa. Claro que el solo miedo de mantener una riqueza haría que me la gastara en un mes.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=RBHZFYpQ6nc